El Evangelio Eterno

Jesucristo es el evangelio de Dios. Él conquistó la muerte y todo mal con su gran amor demostrado en la cruz. Todo el que cree en él para salvación recibe gratuitamente los logros de su gran victoria sobre el pecado y la muerte. Pasamos eternamente de muerte a vida. ¡Alabado y glorificado sea el nombre del Señor Jesús!

Nombre: www.exadventista.com
Ubicación: United States

jueves, junio 29, 2006

Bíblicamente entonces, ¿qué es el Espíritu de Profecía?

Los adventistas relacionan correctamente Apo. 12:17 y Apo 19:10

Los adventistas no están del todo equivocados en relacionar Apocalipsis 12:17 con Apocalipsis 19:10.

Apocalipsis 12:17 - "Entonces el dragón fué airado contra la mujer; y se fué á hacer guerra contra los otros de la simiente de ella, los cuales guardan los mandamientos de Dios, y tienen el testimonio de Jesucristo."

Apocalipsis 19:10 - "Y yo me eché á sus pies para adorarle. Y él me dijo: Mira que no lo hagas: yo soy siervo contigo, y con tus hermanos que tienen el testimonio de Jesús: adora á Dios; porque el testimonio de Jesús es el espíritu de la profecía."

¿Por qué es acertado relacionar estos dos textos?

En primer lugar porque hay una relación textual entre los dos textos. La frase "testimonio de Jesús" es igual en el griego de ambos textos. La única diferencia es que en Apo 12:17 se añade el título mesiánico "Cristo".

En segundo lugar, porque el autor de un texto es el autor del otro.

Según Apocalipsis 19:10 el "Testimonio de Jesús es el espíritu de profecía"

Hasta este punto los adventistas tienen razón pues relacionan estos dos textos correctamente. El problema es que de Apocalipsis 19:10 dan un salto increíble. De allí pasan a identificar al "espíritu de profecía" con las visiones, escritos, y todo el ministerio de Elena G. de White. Es decir, interpretan el texto bíblico con una fuente extra-bíblica. Imponen sobre el texto, lo que los fundadores del adventismo pensaron era el "espíritu de profecía": las visiones de Elena White. Esa postura no ha cambiado. A pesar que los adventistas tienen eruditos altamente versados y educados en la exégesis bíblica, conocedores de la interpretación textual y contextual, de los trasfondos históricos de los escritos bíblicos, ninguno de ellos se ha dedicado a presentar a la iglesia una interpretación bíblica del "espíritu de profecía".

Una comprensión bíblica del "testimonio de Jesús" y "el espíritu de profecía"

Para muchos de nosotros que hemos salido del adventismo, nos fue difícil aceptar que de veras hay una realidad enteramente "Sola Scriptura", tal cual la enseñó Lutero. Para nosotrs ha sido un gran gozo el descubrimiento que la Biblia sí se interpreta a sí misma sin acudir a los escritos de Elena White. Hemos descubierto que la clave para abrir cualquier pasaje oscuro o difícil de entender es el evangelio de Cristo. Que toda la Escritura de veras tiene que ver con Jesús y su grandioso sacrificio en la cruz (Lucas 24:44).

Los adventistas por un lado para dar apoyo a la Reforma presumen adherirse al dictamen de Lutero, que la Biblia es su propio intérprete. Sin embargo, usan la Biblia como trampolín para saltar de Apocalipsis 19:10 a Elena White. En ningún lugar en la Biblia se da el menor indicio que el "espíritu de profecía" se refiere de manera alguna a los escritos de una persona viviendo en el siglo 19. Este es un salto que ignora por completo el significado de esa frase en los escritos de Juan, tanto en el evangelio como en el Apocalipsis.

La postura adventista tocante al "testimonio de Jesús es el espíritu de profecía" es un ejemplo de pensar en círculos cerrados. Los fundadores de la iglesia dijeron, "las visiones de Elena White debe ser el "espíritu de profecía" en Apocalipsis 19:10. Luego en sus visiones Elena White dice recibir luz diciendo efectivamente Apocalipsis 19:10 se refiere a mi don como mensajera del Señor". En base a eso, tanto ella como los cofundadores de la iglesia, y la dirigencia de la iglesia hasta el día de hoy reclaman que sus escritos están dentro del marco de "Sola Scriptura". Básicamente, porque ella dijo que así era, y porque los cofundadores dijeron que así era. Y de allí en adelante porque el oficialismo de la iglesia lo ha dicho que así es, hasta el fin del mundo. Sin embargo, no se ha levantado, al menos publicamente voz alguna entre tanto erudito adventista presentando una postura verdaderamente bíblica de la relación entre "el testimonio de Jesús" y "el Espíritu de profecía".

El significado bíblico del Espíritu de Profecía como el Testimonio de Jesús

A fin de entender el Espíritu de Profecía como el Testimonio de Jesús, es imprescindible acudir a los escritos de Juan en su evangelio.

El Evangelio de Juan y el Apocalipsis se complementan

El evangelio de Juan y su Apocalipsis son escritos complementarios. El evangelio aclara y explica el Apocalipsis. El Apocalipsis arroja luz sobre el significado del evangelio de Juan. El evangelio es el anuncio de la llegada del Cordero de Dios que quita el pecado del mundo. En el evangelio Juan llama a todos a creer en Jesús como el Cordero para ser perdonado de sus pecados.

El Apocalipsis declara la victoria del Cordero. Jesús se presenta triunfante sobre todo mal como Rey de Reyes y Señor de Señores. En el Apocalipsis, Juan convoca a todos a adorar al Cordero por su gran y eterna victoria.

El evangelio profetiza la venida del Espíritu Santo para dar testimonio del Cordero. El Apocalipsis declara que el Espíritu Santo cumplió su misión profética de dar testimonio del Cordero. Esta relación entre el evangelio de Juan, y su Apocalipsis contiene la clave para comprender que "el testimonio de Jesús" es "el Espíritu de Profecía".

1 Comments:

Blogger wamp_ecbm said...

t has dtnido a pnsar como ella usa la biblia para hablar de Jesus?

9:55 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home